Esplugues pone en marcha nuevos servicios para reactivar la economía local

(Artículo publicado en EL PONT, 3 de julio de 2012)

Uno de los objetivos que se marcó el Ayuntamiento de Esplugues durante este mandato para afrontar la adversa situación económica que estamos sufriendo es facilitar herramientas para reactivar la economía local y favorecer el empleo. En esta línea, acabamos de dar un gran paso con la firma de dos convenios con dos entidades sin ánimo de lucro que se encargarán de orientar empresas, profesionales y personas emprendedoras de la ciudad para que puedan mejorar sus perspectivas de negocio.

Se trata de un servicio de atención especializada que será gra tuito para las personas beneficiarias y que prestarán las entidades SECOT y VAE, que cuenta con profesionales voluntarios expertos en economía, jubilados o en activo, que ofrecen sus conocimientos para ayudar a la creación de nuevas iniciativas empresariales o a la búsqueda de nuevos mercados para negocios ya existentes.

En los tiempos actuales, es muy importante tener una buena preparación y una buena orientación para poner en marcha nuevos proyectos emprendedores. Y es de agradecer que haya entidades sin ánimo de lucro que se dediquen a verter sus conocimientos y su experiencia en asesorar a las personas emprendedoras.

En tiempos de crisis, es necesaria la implicación, más que nunca, de todos los agentes —Administración pública, sociedad civil, mundo empresarial— para encontrar la salida del túnel. Es evidente que, para salir de ello, hacen falta muchos más esfuerzos y muchas más medidas, que no están en el ámbito municipal. Pero la creación de este servicio es un paso que va en la buena dirección. Uno de los pasos que nos tiene que ayudar a estar bien posicionados para cuando llegue la recuperación económica.

Esplugues, comprometida con el medio ambiente y las políticas sociales

(Artículo publicado en EL PONT, 30 de mayo de 2012)

La ciudadanía de Esplugues ha demostrado históricamente su fuerte compromiso con todas aquellas medidas domésticas que contribuyen a mejorar nuestro medio ambiente. Por ejemplo, el consumo de agua en nuestra ciudad está por debajo de la media metropolitana, gracias al ahorro que hacemos en casa. Otro indicador en el que destaca nuestra ciudad, en relación a los municipios de nuestro entorno, es en el grado de separación de los residuos domésticos y la inclusión de cada bolsa en el contenedor correspondiente.

Pero queremos ir más allá, por lo que hace sobre todo a la recogida selectiva. Todavía es posible reducir el volumen de residuos que tiramos a los contenedores de rechazo (los de color gris) y que no se reciclan. Con ello, no sólo contribuiremos a la mejora del medio ambiente, sino también a un ahorro económico para la ciudad de Esplugues, ya que la Generalitat establece un canon de penalización por cada tonelada de residuos que no se recicla.

Y este ahorro, cuando se produzca, irá destinado a incrementar las políticas de ayudas sociales, para frenar los efectos de la crisis sobre las familias con menos recursos. Ámbito en el que la población de Esplugues también ha mostrado una especial sensibilidad durante los últimos años.

Por tanto, la campaña para incrementar el reciclaje de los residuos domésticos que se pondrá en marcha en junio en Esplugues será un buen momento para afianzar el doble compromiso de nuestra ciudadanía: con el medio ambiente y con las políticas sociales. Con el gesto de separar los residuos en casa, contribuiremos a hacer una ciudad mejor, más sostenible y más solidaria.

Las guarderías, una conquista social

(Artículo publicado en EL FAR, 27 de abril de 2012)

La educación infantil preobligatoria, para niños de 0 a 3 años, es una conquista obtenida en los últimos 30 años con el esfuerzo de las familias y de los ayuntamientos para favorecer la conciliación laboral y personal de madres y padres. Gracias a la financiación a tres bandas de gobierno catalán, ayuntamientos y familias, en este periodo de tiempo se han creado redes municipales -en Esplugues fuimos de los primeros municipios- que han permitido el acceso de muchísimas familias a una plaza de guardería. Familias, muchas de ellas, sin ingresos para llevar su niño o niña a un hogar de niño privada.

De cara al próximo curso 2012-2013, el Departamento de Enseñanza de la Generalitat ha propuesto reducir su aportación a las guarderías municipales de los 1.600 euros por cada plaza a los 1.000 euros. Una reducción que se debería añadir a la de 200 euros que hubo para el curso actual (al pasar de 1.800 a 1.600). Es decir, una rebaja de casi la mitad en sólo dos años, que puede suponer un duro golpe a esta conquista social. De momento, el primer recorte ya obligó a algunos ayuntamientos o bien a asumir la parte correspondiente, como ha ocurrido en Esplugues gracias a una gestión eficaz de los recursos de los que disponemos, o bien a subir las tarifas a las familias.

Pero esta segunda recorte que se anuncia amenaza con hacer insostenible el modelo que habíamos conseguido. Un modelo que garantizaba el acceso de todos a una plaza de guardería. Un modelo propio de países avanzados, que ahora puede quedar en entredicho por culpa de las políticas conservadoras de austeridad extrema en el gasto público que están sacudiendo Europa.

Enlaces del Ayuntamiento

twitter icon flickr icon youtube icon